Luego de intensas gestiones, la comuna logró reactivar los trabajos en este barrio, que se suman a los que se están efectuando en La Calera y en las 40 viviendas. En la mañana del martes 21 de agosto, se hizo el anuncio formal.

 

Durante la presentación del reinicio de obra en el Barrio Ricardo Balbín (ubicado en 16 y 57), Lisandro Matzkin, Intendente Municipal Interino, refirió: “la obra estuvo  parada desde el año 2011 y justo con ésta estamos trabajando en dos puntos más: una que era del Plan Federal de Viviendas y la otra, que es una obra financiada por el Instituto de la Vivienda de la Provincia de Buenos Aires”.

Calificó de “muy importante para nosotros y para la comunidad” este reinicio de obra, que se da después de “aproximadamente dos años de trabajo de reconstrucción de un expediente que se había perdido. Nación no podía reactivar la obra sino se reconstruía todo un trabajo administrativo que fue absolutamente arduo”.

Felizmente “el Gobierno Nacional reconoció que la obra estaba parada y se consiguió el envío de la primera remesa de fondos para el reinicio. Hoy, venir a ver una obra de estas, que durante años era el monumento al abandono y encontrar gente trabajando para que familias de Pringles puedan tener la vivienda que necesitan, para nosotros es absolutamente gratificante”, aseguró Matzkin.

Diego Pelegrinelli, Secretario Técnico de la comuna, también hizo mención a los trabajos que se reiniciaron en el Barrio La Calera (51 y 27) y coincidió con Matzkin en que fueron “fruto del trabajo de mucha gente que permitió el reinicio de estas obras”.

Destacó la importancia del reinicio de la obra en el Barrio Balbín, donde “se está trabajando sobre 20 de las 67 viviendas que lo conforman y forma parte de los tres barrios del Plan Federal: el Pérez Erro que estamos próximo a entregar, el Balbín y La Calera. Estamos muy contentos, porque después de tanto trabajo, viajes y esfuerzos podemos satisfacer la principal demanda que tiene la gente, que es el acceso a la vivienda. Allí radicó nuestro esfuerzo y por suerte, podemos verlo hecho realidad”, enfatizó.

Explicó que “estas 20 viviendas del Balbín tenían un avance de obra mayor: estaban techadas, faltan aberturas y pisos. Se corroboró el estado de las instalaciones que ya estaban hechas pero, con el paso del tiempo, podrían estar tapadas. Ahora estamos terminando instalaciones y falta algo de redes”.

En cuanto al plazo de terminación de estas 20, dijo que “el compromiso que hemos tenido con la cooperativa de trabajo (encargada de la obra) es ver si podemos tenerlas para fin de año, junto con el lote que se están haciendo en La Calera. Podría ser diciembre, enero. Sabemos de la necesidad de la gente de tener una vivienda”, reconoció el Arq. Diego Pelegrinelli.

 

 

Situación del Barrio Pérez Erro.

 

Pelegrinelli adelantó que las viviendas de este barrio “están terminadas. Estamos aplicando la segunda mano de pintura y estamos esperando, respecto de los adjudicatarios, la confirmación del Instituto de la Vivienda para hacer la entrega. En términos generales, tenemos 20 familias que tendrían el acceso pero hasta no tener el ok del Instituto de la Vivienda de la Provincia de Buenos Aires, no podemos comunicarlo”.

Explicó que, una vez complementado este paso, “comienza el proceso de Registro de Oposición, previsto en la ordenanza, donde se publicarán los nombres y cualquier vecino que tenga algo que decir sobre alguno de estos futuros adjudicatarios podrá hacer su descargo, el cual deberá estar documentado y tener fundamento”, aseguró.

 

Barrio La Calera.

Pelegrinelli expresó que 53 son las viviendas que forman parte del Barrio La Calera y se está trabajando en 29 que presentaban un avance similar al del Balbín. Las otras 24 están mucho más atrasadas y aún no se han iniciado trabajos en ellas. En cuanto a las que son financiadas por el Instituto de la Vivienda, se están construyendo las plateas.

 

Terrenos fiscales.

 

Consultado sobre este punto, el Secretario Técnico manifestó: “en este momento la entrega de estos terrenos es muy a cuenta gotas, porque no tenemos terrenos con infraestructura. A medida que se da de baja a algún vecino que no lo usó o que no lo quiere, ahí se hace entrega a otra familia. No hay disponibilidad, no tenemos servicios de agua para generar esa disponibilidad y, si bien en la próxima inversión de agua que se anunció la semana pasada habrá alguna intervención en este sentido, tampoco vamos a generar la cantidad de lotes que se demandan. Estamos estudiando otras alternativas. No podemos dar terrenos donde no hay servicios, sobre todo de agua”, dijo Pelegrinelli.

 

Dirección de Comunicación – Martes 21 de agosto de 2018

 

   

 

 


  

 

  

 

  

  

 

 

 

 

 

 

 

 Concejo Escolar