La Secretaria de Gobierno y Seguridad del Municipio y Policía Comunal de Coronel Pringles recomiendan a los vecinos estar alertas a diferentes maniobras, que se enmarcan en el Cuento del Tío, para evitar ser víctimas de estafas.

Algunos métodos usados:

• En ciertos casos, los delincuentes realizan un llamado telefónico en que informan de un supuesto accidente de tránsito de padres, hermanos o hijos y requieren del pago en dinero o especies para llegar a un acuerdo que evite un juicio o la cárcel del familiar supuestamente involucrado. 
• En un segundo grupo están quienes señalan que secuestraron a un familiar y piden un rescate en dinero o en otros bienes para liberar a la persona. 
En ambos casos, los delincuentes intentan mantener contactada a la persona a un teléfono, impidiendo que llamen a terceros para verificar si lo que se indica es efectivo. Además, lo obligan a recorrer diversos puntos de la ciudad, extraer dinero de cajeros automáticos, realizar transferencias bancarias o dejar bienes o dinero requerido en lugares apartados. 
• Los delincuentes, muchas veces en pareja, dicen ser amigos de sus familiares y argumentan que les deben una suma de dinero. A partir de ahí, les demuestran interés a las víctimas por devolverles esa plata, generando una situación de confianza para poder entrar a la casa y cometer el ilícito. 
• Otra forma: los delincuentes llaman por teléfono diciendo pertenecer a una entidad bancaria que tiene que proporcionarle un supuesto pago retroactivo de una jubilación. Luego, concurren al domicilio y cometen el acto delictivo. 

• Otra modalidad es cuando llama alguien, preferentemente una mujer, informando que algún organismo previsional cambiará los valores o "modelos" de billetes. Es importante saber que los organismos previsionales no tienen injerencia en la fijación de políticas monetarias de cualquier tipo. 
• En los edificios, los delincuentes llaman a diferentes departamentos hasta dar con un adulto mayor y aprovechan para entrar y acceder a las distintas unidades.

Se aconseja:

• Estar alerta.
• Si se recibe una comunicación telefónica sospechosa, cortar lo antes posible. 
• En todos los casos no aportar información sobre datos filiatorios propios o de sus familiares, domicilios, movilidad, números de teléfonos, etc. 
• No abrir la puerta a desconocidos.
• Comunicarse inmediatamente con la Seccional Policial, antes de tomar cualquier tipo de resolución. 
• Ante cualquier situación que genere dudas o sospechas, llamar a las líneas gratuitas 101 o 911. También al 46-2115.

Dirección de Comunicación, 7 de mayo de 2019

 

   

 

 

  

 

   

  

   

 

 

 

  

 

 Concejo Escolar