El lugar está siendo acondicionado para cumplir con su función de ser un espacio de oración y meditación. 

Las tareas de acondicionamiento y mejoras consisten en “el revestimiento con durlock de las paredes internas, el cual ya ha sido colocado. También bajar el cielorraso; por lo que ya se ha instalado la estructura que hará de soporte”, señaló Juan David Heredia, Director de Servicios Urbanos de la comuna, área a la cual pertenece el Cementerio.

Adelantó que “también se cambiarán y se unificarán los vidrios de los dos ventanales. Las hojas que se abren tendrán un vidrio traslúcido de color cristalino y en la parte de arriba, un vidrio de color marrón”.

En cuanto a la iluminación, dijo que “en el techo se volverá a colocar la araña-candelabro, más cuatro plafones que darán una luz tenue para ambientar más la capilla. Además se colocará el altar, la cruz, algunas imágenes y cuatro bancos para que la gente pueda venir a rezar”.

Heredia destacó que “la capilla no será utilizada como depósito; salvo que en algún momento, por alguna razón especial, se tenga que dar un responso. La idea es no dejar ataúdes aquí para no utilizar la capilla como depósito, sino que el lugar sea un espacio de oración y meditación”, concluyó.

 

Dirección de Comunicación – 7 de junio de 2017.

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Concejo Escolar