Nadie duda de los beneficios que los árboles reportan a nuestra vida cotidiana. En esta sintonía, la comuna plantó casi 500 ejemplares en diferentes puntos de la ciudad durante el año pasado. Se necesita el compromiso de los vecinos e instituciones, que han sido beneficiados, para regarlos y cuidarlos. 

Diego Ortelli, responsable de Espacios Verdes, informó que “en el transcurso del año 2017 se plantaron alrededor de 500 árboles, con la idea de ir repoblando desde el centro hacia la periferia. Había algunas calles que estaban deficientes de árboles y la especie utilizada fueron crespones”.

“La época ideal para el plantado de árboles es en otoño, cuando los mismos comienzan con la caída de hojas, es el momento de empezar a plantar” explicó Ortelli, a lo que agregó que “hay plantas que vienen en envase, que se pueden plantar en estaciones más complicadas, como primavera o verano”.

Ortelli indicó que “tenés dos formas de plantar árboles: a raíz desnuda -sólo en invierno- y a raíz con envase, con la cual se puede alargar un poco las fechas de plantación. En años anteriores, compramos a raíz desnuda. Pero ya el año pasado compramos todas las plantas con terrón de tierra, que es lo mismo que raíz con envase, y tuvimos más éxito en la plantación”. 

Participación de los vecinos. 

En este punto, Ortelli resaltó que “el vecino, por ordenanza, es custodio del árbol. O sea: ante cualquier situación con la planta, él debe informar al Municipio. También como custodio debería poder regarlo, que tampoco es una tarea sofisticada y vemos a vecinos que les hemos colocado plantas y se han secado, así como también en instituciones”.

Ángela Bohn, Directora de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, agregó: “nosotros hacemos un esfuerzo muy grande para poder plantar, desde disponer del recurso, como del esfuerzo del personal. Lo que mínimamente nosotros esperamos y pedimos es la colaboración del vecino, para que las cuide, para poder disfrutar de la sombra que ellos brindan. Porque es muy notoria la baja de la temperatura en zonas con árboles, por eso mismo insistimos en que los vecinos cumplan el rol de custodios”.

Un dato para tener en cuenta: una zona arbolada tiene una diferencia en promedio de 10 grados, con respecto a una que no está arbolada.

Diego Ortelli destacó que “nuestra idea es arbolar Pringles, tener el mejor arbolado. Pero nos cuestan los 2 o 3 primeros años de la implantación - que son los más difíciles - en cuanto al control de hormigas y regado”.

“El año 2016 realizamos una regada masiva –continuó Ortelli- estamos trabajando en una campaña para incentivar el regado de las plantas, pero creemos que es un poco de sentido común” y resaltó que “aquel vecino o institución que tiene una planta en la vereda, debería regarla, si quiere que prospere”. 

 

Plantación para el 2018. 

“La idea es seguir con la plantación, tanto en lugares en que no haya árboles, como en la reposición de aquellos que fueron retirados por diversos motivos”, señalo Diego Ortelli.

Sobre este tema, Ángela Bohn mencionó: “estamos elaborando un registro con los pedidos de los vecinos para la plantación de árboles”. Incluso aquel vecino que quiera comprar su planta “puede llamar a la Dirección de Espacios Verdes y Diego (Ortelli) los asesora sobre qué especie se puede comprar y plantar, de acuerdo a la ordenanza vigente”.

Ortelli señaló que “el año pasado no comunicamos el tema de las plantaciones, porque los árboles que habíamos comprado ya estaban destinados a ciertos sectores de la ciudad. Este año ya podemos trabajar con el vecino que nos solicite plantas”.

“También tenemos como deuda pendiente la plantación de árboles en los nuevos barrios, donde se han hecho las entregas de las viviendas, se ha construido cordón cuneta”, reflexionó Ortelli.

La Ing. Ángela Bohn resaltó que “otra de las responsabilidades del vecino, como tutor de la planta, es mantener el cantero en condiciones. Esto no se cumple normalmente”. 

Para cerrar, Diego Ortelli indicó: “queremos anticipar a la comunidad que la poda planificada para este año se centrará en los eucaliptus del Bvard. 1 y sectores del Balneario Municipal. Lo cual no significa que nos desentendamos de los demás sectores de la ciudad sino que, por ejemplo, los eucaliptus del Bvard. 1 fueron podados hace 4 años aproximadamente”.

“Siempre partimos de la premisa que el arbolado urbano no necesita poda, lo que sí necesita es un podado de formación, sacar ramas muertas, ramas que tocan los cables o la poda baja”, finalizó Diego Ortelli. 

Dirección de Comunicación – Jueves 18 de enero de 2018

 

   

  

  

  

  

 

 

 

 

 

 

 

 Concejo Escolar