Así lo manifestó el Intendente Carlos Berterret en el reinicio de las obras del Plan Federal de Viviendas -hoy denominado Plan Nacional de Vivienda- y que permitirá concluir el Barrio Pérez Erro. También está previsto retomar las del Roca. 

En la mañana de hoy, los medios de prensa fueron convocados a Suárez y 62 bis, donde el Jefe Comunal informó oficialmente el re inicio de las obras en el Bario Pérez Erro. Más precisamente en las 20 casas que restan terminar para completar este barrio.

Berterret recordó que “en la sesión inaugural de las sesiones ordinarias del HCD hablamos que se reiniciaba del Plan Federal de Viviendas postergado, aproximadamente, por siete años. Y hoy estamos acá, donde se da comienzo a la obra de 20 viviendas, de las cuales cuatro están destinadas a personas discapacitadas”.

Para culminar las casas en parte construidas, la inversión es significativa: “el monto es de, aproximadamente, $ 4.200.00”.

El Intendente dijo también que a fin de “calmar expectativas, porque sabemos el déficit de vivienda que hay en Pringles, en octubre o noviembre estaríamos hablando de la apertura de inscripción de los postulantes, hecho que se dará a conocer por los medios de comunicación”.

Y agregó: “Para mí es un sueño más que empezamos a cumplir”, adelantando que “en noviembre, aproximadamente, se dará inicio a la segunda etapa, en la que se va a continuar con las viviendas que están en el Barrio Roca (refiriéndose a lo que será el Barrio La Calera). También es una alegría para una barriada que ha quedado bastante postergada”, aseguró.

El Arq. Maximiliano Halter, Director de Obras Públicas, explicó que “las viviendas están techadas y terminadas en su entorno y los muros. Pero es bastante lo que falta. Hay que culminar con las terminaciones de aberturas, piso, pintura, instalaciones e incluso las conexiones hacia el exterior. Esto llevará alrededor de tres meses, si el tiempo nos acompaña”, subrayó. 

Método de entrega de las viviendas. 

Consultado el Intendente Carlos Berterret sobre el método de entrega de las viviendas, éste manifestó que “hay criterios distintos. Como saben esto corresponde al Plan Federal de Viviendas que es de Nación. También estamos hablando con el Instituto Provincial de Vivienda y nosotros tenemos nuestro criterio, por lo que en el último viaje que hicimos nos reunimos para ver si podíamos adoptar un criterio que no sea simplemente el azar: nombres puestos en un envase y que el azar decida para quienes son las viviendas”.

Para Berterret, en este tema, “hay prioridades”, como “mujeres solas con chicos a cargo, discapacitados, gente que alquila o que está en situación de hacinamiento. Hay un montón de puntos para analizar. Y a mí como asistente social, no lo digo como intendente, no me convence la manera de entrega por el azar”.

Continuando con este tema, sugirió tener “una planilla de registro donde den determinados puntajes y después, quienes estén dentro de un mismo sector, por ejemplo, madres solas con hijos a cargo, que tengamos varias inscriptas y que a partir de ahí pueda definirse por sorteo, es una posibilidad. Pero siempre en un sector específico porque si no, se producen injusticias mucho más grandes”, aclaró.

Y cerró diciendo: “Hay dos puntos que son igualmente negativos: un criterio absolutamente arbitrario del intendente es negativo y un criterio librado totalmente al azar también es negativo. Tenemos que encontrar una fórmula intermedia para que las casas lleguen a quienes más lo necesiten, dentro de determinados criterios”.

 

Dirección de Comunicación – 20 de septiembre de 2017.

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Concejo Escolar