Sobre estos dos importantes temas el Municipio venía trabajando desde hace tiempo. Con la extensión de la red cloacal, la mejora alcanza a 250 familias. En tanto que la mensura de terrenos fiscales significa un ahorro de 40 millones de pesos y un beneficio excepcional para muchas familias de Pringles.

 

El Intendente Carlos Berterret explicó que la extensión de la red cloacal comprendió 22 cuadras, que las tareas demandaron cuatro meses y que beneficia a 250 familias aproximadamente.

La realización fue “a través del Fondo de Infraestructura Municipal y demandó una inversión de más de dos millones de pesos. Si bien los fondos son provinciales, el orden de prioridades lo pone el Municipio, ya que tenemos total libertad dentro de determinados parámetros. Esta fue una de las promesas de la campaña, trabajar en la extensión de la red cloacal”, aseguró el Jefe Comunal; quien estuvo acompañado en conferencia de prensa por el Secretario Técnico, Arq. Diego Pelegrinelli; la Ing. Civil Karina Orrio, Directora de Servicios Públicos e Infraestructura Urbana y por la Agrimensora Analía Gibelli, Directora de Catastro y Vivienda.

Orrio agregó que “la obra se desarrolló dentro de los plazos estimados, incluso hasta en menor plazo de lo previsto. Se llamó a licitación pública, se presentaron cuatro empresas y fue adjudicada a una empresa local (del Ing. Miguel Libonatti).

De ahora en más, los vecinos que quieran conectarse deberán realizar la solicitud en Catastro e iniciar un expediente para verificar el estado en el que se encuentra la instalación.

Mensura de terrenos fiscales.

 

El segundo tema abordado fue el comienzo de la primera etapa del Programa de Regularización Dominial en Coronel Pringles. Históricamente, el Municipio ha entregado terrenos fiscales, en comodato, para que cada familia pudiera hacerse su vivienda.

Berterret expresó que son “más de 2.000 lotes” en esta situación y “cuando la persona quiere comprarlo, se encuentra con una serie de pasos intermedios que hacen imposible que pueda comprar ese terreno”.

“Desde que comenzamos la gestión –prosiguió-  Diego (Pelegrinelli) fue un obsesivo de este tema, ya que queríamos convertir a los vecinos en propietarios. Por esta razón presentamos esta propuesta ante Nación y  Provincia. Finalmente se nos abrió la puerta a través del Ministerio de Infraestructura. Los agrimensores que realizarán las mensuras pertenecen a la Subsecretaría Social de Tierra, Urbanismo y Vivienda a cargo de Evert Van Tooren”.

Para esta tarea, “Pringles se ha dividido en cuatro cuadrantes y a partir de este lunes se comenzará a trabajar en uno de ellos hasta el próximo viernes. Luego, por espacio de tres semanas, trabajarán sobre los datos recabados en esta semana, para luego proseguir con los restantes cuadrantes”, explicó el Jefe Comunal.

Este trabajo de cuatro meses permitirá que más de 2 mil familias pringlenses tengan la posibilidad de regularizar la situación de sus terrenos.

Berterret recordó que “hace muchos años atrás, cuando se realizó un trabajo similar, pero de menor magnitud, la gente no tomaba conciencia de la importancia de todo esto”.

El Secretario Técnico de la comuna, en tanto, manifestó que “siempre decimos en nuestro slogan de gobierno ´Hacer lo importante´. No siempre lo importante es hacer lo que se ve. A veces, tiene que ver con hacer aquellas cosas que fijen cimientos y estrategias a futuro”.

“Nosotros vemos a este Programa de Regularización como un cimiento para que las familias en el futuro sean propietarias y este es un paso fundamental para saldar una deuda que mantenía el Estado con los vecinos. Es muy importante que el vecino colabore, porque no sabemos cuándo vamos a ser beneficiados con la posibilidad de que se nos realicen las mensuras de manera gratuita”, destacó Pelegrinelli.

Los equipos de trabajo recorrerán 45 manzanas durante esta semana, en el cuadrante comprendido entre Boulevard 13, Boulevard 25 “Viejo” (Reconquista), Avenida 25 de Mayo y calle 61.

La Directora de Catastro, Analía Gibelli dijo que “es un trabajo complejo, dada la cantidad de manzanas en las que se va a trabajar, por lo cual resulta complejo saber cuándo cada vecino será visitado. Los vecinos que tengan dudas deben acercarse hasta Catastro, para poder evacuar las mismas”.

Berterret finalizó indicando: “hoy estamos presentando dos cosas que son muy importantes: cloacas y mediciones de terrenos. Una va bajo tierra y la otra es un trámite administrativo, si queremos denominarlo de alguna manera. Pero ambos son cuestiones fundamentales para la vida cotidiana de las personas. Aún hoy, hay vecinos que tienen hace más de 30 años su terreno en comodato y esto que comenzamos hoy, les permitirá estar un pasito más cerca de la escrituración”.

 

Dirección de Comunicación – 10 de julio de 2017.

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Concejo Escolar