Una oficina itinerante que funcionará para recibir reclamos y asesorar a los vecinos de Coronel Pringles, dio el primer paso gracias al acuerdo firmado entre secretario general a cargo de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, Marcelo Honores, y el Intendente Carlos Berterret.

De acuerdo al convenio de cooperación y asistencia recíproca firmado entre ambas instituciones, el responsable de la Casa de Derechos de Bahía Blanca, José Luis Gil, atenderá consultas en el municipio de Pringles junto a representantes de la oficina municipal de información al consumidor.

"Esta iniciativa busca descentralizar la atención de la Defensoría y acercarse a todos los habitantes de la Provincia", expresó Honores.

Honores y Berterret, además, acordaron definir programa de visitas, pasantías y actividades comunes para el personal, promover la cooperación institucional en foros provinciales, nacionales e internacionales y editar de forma periódica material de interés.

 

   

 

 

 

  

 

   

  

   

 

 

 

  

 

 Concejo Escolar